28/03/2017 10:54:00 LOCAL

Un sistema que se aplica en todo el mundo

La tendencia del sistema prepago en cuanto a servicio públicos esenciales (electricidad, gas y agua) en el mundo, indica que el sector eléctrico es el que saca ventaja frente a los otros dos. Actualmente, el mercado prepago del servicio eléctrico está disponible en 26 países, la mayoría en vías de desarrollo, con una muy buena aceptación por parte de los usuarios que han valorado sus beneficios. 

El primer país que lo implementó fue Gran Bretaña, que lo utiliza desde hace 70 años. Pero el que se difundió como ejemplo fue el de Sudáfrica que lo implementa desde hace aproximadamente 15 años para elevar el nivel de electrificación sobre todo en las zonas más alejadas a los centros de consumo. 

Otros países son Estados Unidos, Francia, Australia, Nueva Zelanda, Brasil, Honduras, Irlanda, India, Irán, Turquía, Costa de Marfil, Nigeria, Singapur, Malasia, Filipinas y otros. 

Beneficios del sistema prepago 
Para el operador: 
-Eliminación del proceso de lectura de medidores y emisión de recibos. 
-No hay servicio de cortes ni reconexiones. 
-Eliminación del proceso de entrega de facturas a clientes. 
-No hay morosidad, el cliente primero paga por la energía y luego la utiliza. 
-Cobro anticipado de la energía. 
-Recupero de Deudas. 
-Reducción del fraude y hurto de energía eléctrica. 
-Mejora de atención al cliente con reconexiones automáticas. 

Para el cliente: 
-Precisión en la medición. 
-Fácil uso. 
-El cliente controla y administra su consumo. 
-El cliente compra energía cuando quiere y en la cantidad que quiera. 
-No hay “sorpresas” con las facturas al fin de mes. 
-Adquiere una cultura de eficiencia en el empleo de la energía. 

El sistema que aún hoy está en desarrollo, es voluntario y el costo de la electricidad es igual que para quienes tienen medidor convencional. Se instala un medidor bicuerpo, una parte del medidor, posee un teclado (keypad) y visor, en donde el cliente inserta el número que se presenta en el ticket adquirido, y que se encuentra dentro de la casa. La otra parte del medidor se instala fuera de la casa en altura; en el poste de línea o cruce. 

La instalación de los medidores prepagos, corre por cuenta de Edenor. El cliente posee una tarjeta con el número de su medidor, y con ella se identifica en las expendedoras que están instaladas a no más de 15 cuadras del domicilio de los clientes para evitar que tengan que sumar el costo del transporte. 

El cliente compra, en un puesto de venta, la energía que utilizará. Recibe como comprobante una factura o ticket con un código numérico, que incorpora en el Keypad de su domicilio. Los pesos comprados de energía, le otorgan una cantidad determinada de crédito de energía que es lo que podrá consumir hasta que se acabe el mismo. La carga de más crédito se puede hacer en cualquier momento. De esta manera, conoce permanentemente la disponibilidad de electricidad restante y el consumo que genera cada uno de los elementos. 

La mayor parte de las compras (70%) oscila en tarjetas de 1 a 4$, siendo las tarjetas de 1 a 2 $ las más vendidas con el 32 % de las compras, luego las de 2 a 3$ con el 25 % de las compras y siguiéndole las de 3 a 4$ con el 13 % de las mismas. 

En las zonas en las que se instalaron los aparatos, la electricidad es el único servicio público domiciliario con el que cuentan los vecinos. Por medio de la misma, calefaccionan ambientes, obtienen agua potable y cocinan, entre otras cosas. 

El cliente compra, en un puesto de venta, la energía que utilizará. Recibe como comprobante una factura o ticket con un código numérico, que incorpora en el Keypad de su domicilio. Los pesos comprados de energía, le otorgan una cantidad determinada de crédito de energía que es lo que podrá consumir hasta que se acabe el mismo. La carga de más crédito se puede hacer en cualquier momento. De esta manera, conoce permanentemente la disponibilidad de electricidad restante y el consumo que genera cada uno de los elementos. 

El sistema prepago, permitía a cada cliente conocer el consumo de cada uno de los artefactos de su hogar, logrando un consumo sustentable. Por medio del uso racional y eficiente de la electricidad, se daría lugar al ahorro de energía y de dinero. Con este sistema, se transfería a cada cliente la decisión respecto de los momentos e importes adquiridos en cada compra de energía, lográndose de esta manera limitar su consumo a las posibilidades reales que cada uno de ellos tenía. 





Agregar comentario:
@ Un nombre que se mostrara al público.
Al enviar un comentario acepta los terminos del servicio.
Comentarios desde Facebook: